FR EN DE ES IT PT
Explorar los foros 
Rastreadores de Ankama

[RP] Velo de realidad

Por Walter-san - ANTIGUO ABONADO - 25 de Noviembre de 2013 05:02:57
Comentarios del autor

Hola, ¿qué tal? biggrin Es un gusto para mí que te pases por este tema.

Primero, este mensaje no contiene texto ni trama alguna del RP. En esta ocasión quiere acercarme un poco a los lectores que conforman nuestra bella Leonera.

Desde luego tienen mis gracias infinitas por seguir brindándome su confianza, sé que en las épocas en que este tema está siendo abierto, la tasa de actividad en la Leonera está experimentando sus momentos más bajos que al menos yo haya experimentado.

Podría contar a los escritores y a los 'activos' (Aquellos que a pesar de no tener su propio RP, suelen comentar los temas de otros) quizá con los dedos de mis dos manos. Sin embargo, a los que no puedo medir con esa misma regla es a los lectores silenciosos, es decir, a esos seres que por alguna razón pasan por los temas y quizá hasta se los leen completos, pero jamás comentan.

Sea como sea, este RP tiene la intención de formar parte de los ya muchos que me he aventurado a escribir. Es cierto que muchos los he terminado, pero muchos más jamás los terminé. Posiblemente quienes me conozcan, sabrán que justo ahora tengo un RP inconcluso por ahí. A ellos les pido paciencia, no me ha llegado la musa para poder continuarlo.

La intención de este tema es crear una historia en forma, de inicio a fin y de una estructura más seria que algunos de mis anteriores trabajos. Recordarla entre aquellos textos, por ejemplo, 'La Universidad de Bonta', 'El Dofus sin fin', 'En-sueños' y algunos más en mi haber dentro de este foro.

[RP] Velo de realidad, sigue una línea encontrada por primera vez en [RP] En-sueños, es decir, tomar la idea de un libro ya escrito y desarrollar tal idea en los eventos que el mundo de Dofus ofrece. Es, al final, parte del género de Distopía, Ucronía, historia contrafractual o 'ciencia ficción del desastre' y es la respuesta a la pregunta 'What if....'

Espero me puedan acompañar en este proyecto. Sus comentarios son desde ya, MUY IMPORTANTES.

Por último, en esta ocasión crearé todo 'desde cero', por lo que personajes recurrentes de mis otros trabajos no aparecerán en este tema.

Saludos y nos vemos en Dofus!
2 0
Reacciones 50
Resultado : 1966

uhm ps, supongo que debere esperar el prologo para una opinion mas concreta. Pero seguro que esta historia tambien gustara xd

Esperare por lo siguiente

0 0
Resultado : 8354

No entendi =D

Pero esperare el prologo para ver que tal :3

0 0
Resultado : 2790

¿Eso quiere decir que dejarás tu estilo normal por uno más "serio"?

Cosa que me suena bastante bastante... no es que no me gusten tus otros trabajos, pero me gustaría ver cómo vas con un escrito de ese tipo. Algo un poco más oscuro, si se puede decir...

Chua y suerte

0 0
Resultado : 15246
Introducción

La realidad es distinta según el cristal con que se le mira. Es a su vez universal y personal. La realidad lo es todo para uno y puede ser la nada para otro. Es pues, un fino velo cuyo color es establecido por el observador y toma la forma que el observador desee darle. Pueden ser muros de hierro o suaves nubes blancas. Un espejo hecho de agua o simplemente la completa oscuridad, la incertidumbre.

Sea como sea, quien la mira, la descifra, la comprende a su manera. Sin embargo la realidad también puede ser modificada teniendo el poder y los conocimientos necesarios para así hacerlo.

Lo anterior es cierto y falso a la vez, es una paradoja, un juego de palabras que en el fondo sí tiene sentido. ¿Qué importancia tiene modificar la realidad de uno o quizá unos cuantos? ¿Qué importancia tiene modificar la realidad de todo un pueblo, una ciudad, una civilización? Mucha, desde luego y nada a la vez, todo depende de los intereses.

Este conocimiento es privilegiado y que tú lo estés leyendo te hace, automáticamente, un aprendiz del poderoso. Estas palabras han desgarrado, así sea un milímetro, tu velo de realidad, la virginidad de tu mente.

Estos secretos ya milenarios, han sido heredados de generación en generación entre los más poderosos entre los poderosos. Los reyes más recordados, los héroes que prevalecen en la mente de los seres a través de los milenios, todos ellos ya lo conocían.

Unos lo usaron para bien, otros para mal, todo según su propia percepción de realidad. Todo según su propio velo.

Y el patrón se ha repetido a través del tiempo, a través de las civilizaciones, de los pueblos, de las razas y sus ciudades. Desde luego, Dofus jamás fue la excepción.

¿De verdad Rushu existe? ¿Cómo es que estás seguro de ello? ¿Alguna vez lo has visto de frente? O quizá… solamente alguien te lo dijo y lo añadiste a tu velo, a tu realidad y diste simplemente por sentado que Rushu existe.


¿Qué saben los poderosos que tú no? ¿Qué saben los reyes, los altísimos mandos militares? ¿Qué esconden ellos para mantenerse en el puesto en el que ahora están? ¿Quién compartiría su comida cuando muere de hambre? De una hambre insaciable, de una hambre de miedo y poder mezclados en uno solo.

Dofus no es muy distinto a los muchos otros mundos, planetas y civilizaciones que coexisten, la gran mayoría, desconociendo la existencia del otro. ¿Bajo qué seres se arrodillan los más poderosos del planeta Dofus? ¿Qué son los seres que les generan el más profundo de sus temores, sus pesadillas más oscuras, su demencia ya programada?

El velo de la realidad es doblado sobre sí mismo una y otra vez, de tal forma que presenta cada vez una realidad más sucia, más indescifrable, más arrugada y desde luego, cada vez menos comprensible.



Templo Xelor, 13:00

-Buenas tardes su majestad, es un placer tenerlo en este humilde templo- recitó con paciencia y orden un ser bajito, de no más de 1 metro.

El rey le miró como si aquél ser no contara con importancia alguna y al final, abrió sus viejos y delgados labios para articular palabra.

-¿Está listo el túnel?- su voz sonó áspera, cansada, envenenada.

-Sí su majestad, está listo y funcional para cuando usted lo desee…- aquél Xelor no levantaba la mirada. Escondía sus ojos bajo el sombrero que portaba. Su voz sonaba presurosa a ser amable.

-Ábrelo ahora mismo- ordenó el rey y el Xelor saltó de su sitio para accionar una palanca que accionó poleas y engranes que lentamente abrieron una puerta vertical al fondo del templo. Aquella abertura comunicaba aquél lugar con un túnel inclinado que, según se avanzaba, se iba adentrando más y más en la tierra.

En silencio el Rey comenzó a avanzar. Entró en el túneles a paso lento, cansado y un grupo de soldados de protección le siguieron cuidando sus espaldas. Un par de aquellos soldados ya llevaban palos envueltos en fuego para alumbrar el sombrío camino.

El Xelor permaneció en silencio, con la mirada baja, con el oído agudizado escuchando el eco generado por los pasos que se alejaban cada vez más hasta que fue imposible oírles más. Al final suspiró suavemente y erguió la cabeza. Caminó a paso lento, casi sepulcral hasta unos cordeles que accionaron unas gigantescas cortinas para cerrar aquél túnel y evitar que algún mirador furtivo mirase lo que nadie debería saber.

-Ojalá ese túnel se lo tragara y jamás volviera...- susurró el Xelor, casi como un pensamiento y se encaminó escalera arriba para atender sus actividades cotidianas dentro del templo.



Extremo del Túnel, 13:35

Al final de aquél túnel existía una única puerta de metal, exageradamente blindada y de un grosor semejante al forro exterior de los grandes barcos de Amakna. Para abrirla, una perilla enorme en forma de disco tenía que ser girada con la precisión de una caja fuerte del banco de Astrub. Para tal tarea, un par de soldados aplicaron toda su fuerza y la puerta empezó a ceder.

Un sonido seco estremeció el túnel cuando por fin se abrió y un vapor muy húmedo empezó a escaparse por la rendija que iba creándose.

Del otro lado de la inmensa puerta, existía un enorme laboratorio, lleno de la tecnología más avanzada traída por los Streamer a Dofus. Lo mismo maquinaria a vapor que instrumentos electrónicos coexistían en equipo para hacer funcionar un enorme Zaap postrado a la mitad de la habitación.

Una veintena de Streamers se encontraban dentro manejando variados instrumentos, lo hacían con movimientos casi robóticos y sin embargo, muy hábiles. En aquél cuarto sólo existía el sonido de los dedos al presionar las teclas, el vapor escapando de perillas de presión y el paso metálico de los soldados que cuidaban las actividades con opresora actitud.

El Rey empezó a adentrarse en la enorme sala, mirando a todos con desprecio, como si valiesen menos que un mísero kama. Su trayectoria fue lo más recta posible, llegando al fin lo más cerca del Zaap como era posible por cuestiones de seguridad.

Sus ojos se postraron en la luz azulada del Zaap, que se miraba errática y violenta, dando saltos cual olas en el mar y generando chirridos eléctricos que colocaban los pelos de punta.

-¿Se encuentra listo?- su voz sonó agotada y molesta.

-Aún no, su majestad- respondió el Streamer que se encontraba lo más cerca de aquella posición, guiando al rey.

El Rey sacó un reloj redondo, aparentemente de oro y miró con atención el vidrio.

-Tienes exactamente 3 minutos para hacerlo funcional o los mataré con mis propias manos de la manera más dolorosa posible... arrojándolos directamente a ese Zaap infernal...- le ordenó gesticulando de manera perversa.

El Streamer quedó petrificado por la amenaza y por un momento se quedó postrado de pie, sin responder.

-¿¡Qué no lo has escuchado!?- le gritó un soldado, golpeándolo con un bastón de gruesa madera. El Streamer salió disparado hacia el suelo, derramando hilos de sangre por la cabeza.

El streamer empezó a reír suavemente en el piso, de lo bajo hasta lo ruidoso con enormes carcajadas. El Rey le miró con desprecio al entender que aquél Streamer ya se había vuelto loco.

-¡No va a funcionar mi rey, no va a funcionar su maldito Zaap! No tenemos la energía necesaria para estabilizar el campo electromagnético para permitir el viaje...- le gritó con la mirada perdida en la más honda furia. La sangre se había combinado con el sudor dándole un aspecto aún más demencial.

-¿Que no va a funcionar dices?- sonrió el rey dejando ver unos dientes amarillos, sucios. -Veremos si no funciona...- articuló casi para sí mismo, dándose la vuelta y mostrándole la espalda al Streamer. Al final, daría una última orden. -Láncenlo al Zaap-

Un par de soldados caminaron rápidamente hacia el Streamer y empezaron a atacarle con violencia usando sus armas. El Streamer no opuso resistencia a los golpes, intentando soportar con hombría su propia muerte. Aquello llamaría la atención de rey.

-Ah... y exactamente lo mismo vivirán tu esposa y tus dos hijas... después claro... de otras torturas...- le habló el Rey con tranquilidad, a lo que el Streamer reaccionó con furia.

-¡Maldito seas Allister, si tu y yo nos enfrentáramos, te haría...- gritó el Streamer, cortando de golpe sus amenazas cuando un bastón le golpeó en seco la cara.

El cuerpo del Streamer empezó a perder el conocimiento cuando un tridente se adentró desde su espalda y le atravesó hasta el abdomen y fue levantado un par de metros en el aire.

Al final, su asesino giró el tridente para destrozar el cuerpo del Streamer que dio un grito ahogado y por último, su cuerpo ya casi sin vida, fue lanzado al Zaap que se lo tragó con chirriantes sonidos eléctricos. El Streamer perdería la vida consumido en gritos traídos del mismo infierno que generaron eco en la sala.

-¡Ya oyeron, tienen 3 minutos para hacer ese Zaap funcional o tendrán la misma suerte que ese desgraciado!- gritó un soldado por lo alto y seguido de sus palabras, el sonido de las teclas, las perillas y el vapor se intensificó ante la muestra de violencia ahí observada.

El rey permaneció mirando el Zaap azulado, que poco a poco calmaba su fuerza violenta para convertirse en el azul tranquilo de un zaap en funcionamiento.

-Ha llegado la hora...- susurró para sus adentros, como queriéndose dar valor y empezó a caminar en dirección del Zaap a paso lento.


Continuará...
0 0
Resultado : 8354
Walter-san|2013-11-26 03:35:34

Este conocimiento es privilegiado y que tú lo estés leyendo te hace, automáticamente, un aprendiz del poderoso. Estas palabras han desgarrado, así sea un milímetro, tu velo de realidad, la virginidad de tu mente.


Hehehe... pff.. HAHAHA!!!
Un aprendiz? eso crees?
Se mas de lo que crees, y mucho mas de lo que deberia. Puedo facilmente darle clases a cualquiera de ustedes novatos sobre lo que hay mas alla de su realidad, y lo que hay mas alla aun del vacio.
Pero creanme, solo querran saberlo, nunca aplicarlo. Porque ir mas alla, significa sufrir y sacrificar mas alla de lo que cualquiera hubiera considerado nunca.
Tener el conocimiento que nadie deberia tener, significa sufrir lo que nadie deberia pasar.

[[Role playing mode off]]

Me gusta este estilo, las realidades que pueden ser salidas son las mejores, porque apoyan la teoria del multiverso y la multi posibilidad.
Tu usas Velos, yo uso Pilares, pero la idea es basicamente la misma :3
El de alguien que puede/quiere salir, y cambia todo lo que no se deberia, causando una reaccion en cadena.
Me gusto, espero ver el resto wink

PD: Me siento mal por hacer esto, pero usare tu RP para publicidad. Alguien puede ir y comentar mi RP Illusion? Ando esperando un comentario para subir un puto capitulo.
0 0
Resultado : 932

Sonará sádico pero me gustó la forma en que murió el pobre Streamer...
¿Ya contaste los RP's que llevas Walter? jajajaja éste tiene muy buena pinta y tu rey de Amakna es totalmente diferente al de mi historia.
Felicitaciones, muy buena historia.

Sas 

0 0
Resultado : 1966
ohmy va muy bien... Espero el proximo capitulo walter
0 0
Resultado : 15246

Antes de comenzar, agradezco a luisprox, xSoldado y Gugorrak por sus comentarios n_n (El de Gugorrak fue... raro... jajaja)

1. Nieve Kororo

En el capítulo anterior:

En el relato anterior, fuimos testigos de la visita del Rey Allister de Amakna, en su llegada al Templo Xelor con intenciones no reveladas. Viajó junto con un grupo de soldados por un túnel cuyo extremo iniciaba en el Templo y terminaba en algún punto, varios metros bajo tierra y como extremo, sólo se encontraba una enorme puerta fuertemente blindada.

Una vez cruzada aquella puerta convertida en muralla, el rey y sus acompañantes se encontraron con un centro tecnológico donde, al menos, una veintena de Streamers trabajaban a marchas forzadas para lograr hacer funcional un extraño zaap.

Debido a que dicho Zaap no estaba listo, el rey dio una muestra de su poder y alma sanguinaria, asesinando al Streamer en turno, hecho que fue tomado como ejemplo de lo que pasaría a todo aquél que decidiera enfrentar el poder del rey.

Nieve Kororo

Mientras en un punto recóndito de Dofus la cabeza del mundo se encontraba frente al inmenso Zaap, la vida en la superficie se llevaba con normalidad y solamente aquellos con sentidos muy desarrollados podrían darse cuenta de ese velo tenso en el aire.

El Planeta Dofus estaba dividido por sectores de tierras que agrupaban una zona y le daban un nombre específico. El único continente del planeta era extensísimo y un único mar le rodeaba en 360 grados.

Algunas islas cerca del continente existían para adornar cual fuerte pincelada al firmamento de tierra que podría apreciarse desde las alturas del espacio.

De entre las zonas más emblemáticas que a su vez también era una isla, sin duda es Frigost, lugar donde el invierno es eterno y sus tierras están cubiertas por gruesas capas de hielo los 365 días del año.

En aquellas tierras, se apreciaban bestias variadas con gruesos pelajes adecuados al inclemente clima. Desde luego, su vegetación es de tundra e hielos permanentes.

A pesar de ser una isla realmente extensa, ha sido poco explorada por los guerreros, aventureros y turistas, debido además de su clima, al alto nivel de pelea de las bestias que habitan la zona, con una ferocidad sólo vista en las zonas más profundas de Otomai, Pandalá o el Bosque de Litneg.

Vista desde el cielo, Frigost tiene la apariencia de una gran ballena, siendo tran grande en su extensión, que bien podría ser 1/3 del continente.



Es ahí donde se encontraba el grupo del sector básico 4B, de la Universidad Autónoma de Bonta, en su viaje de curso.

Curioso es el hecho de que La Universidad de Bonta siga existiendo después de los cambios sucedidos en las últimas décadas dentro del Planeta Dofus. Esta escuela, alma mater de muchos de los guerreros más renombrados de la historia, es la universidad más antigua del Planeta, con más de 2900 años de existencia.

Sus muros han visto las más grandes batallas, los intentos de redención Brakmariana para sumir la ciudad de los ángeles en el más oscuro caos.
Hay quienes dicen, basados en viejos y antiguos escritos, que incluso el dios Osamodas habría pasado por la Universidad de Bonta cuando fuese no más que un simple Osamodas de carne y hueso.

Kororo pisaba la nieve, hundiendo sus botas de Jalato Real unos cuantos centímetros a cada paso. El viento, como era de esperarse en Frigost, atacaba la cara de la chica sin mucho pudor ni vergüenza.

El grupo usaba bufandas y gorros protectores, orejeras y gruesas botas, además de grandes capas que cumplían esta vez con función de gabardinas.

-Este es, alumnos, el puerto principal de la isla. No tiene muchos cientos de años que fue descubierto por aventureros sin temor a la muerte que se embarcaron en busca de la isla de Navidad y este enorme terreno fue lo que terminaron encontrando-

El Maestro del grupo asomó el rostro de entre sus ropas, para iniciar el noble y arduo trabajo de la enseñanza. Sin embargo, los alumnos guardaron silencio para no enfriar el rostro.


- Justo en esta área las bestias no suelen ser agresivas. Aún así, si ustedes les retan, tengan por seguro que ellas no dudarán en atacarlos. No se alejen del grupo, ya que cerca de aquí hay zonas con bestias agresivas. Además, ninguno de sus padres desean que les regresemos a sus hijos en pedazos...- continuó.

-¿Eso fue una broma, no?- comentó Kororo en voz baja, a uno de sus compañeros que le seguía de cerca.
-Pues, él no se ha reído...- le contestó el Sacógrito con voz tensa.

Kororo era de raza Feca, el sacógrito que le acompañaba llevaba el nombre de Éndile.

-Venir aquí, pudiendo escoger las Calas de Astrub o la ciudad de Sufokia...- argumentó la Feca, suspirando al final y generando vapor cerca de sus labios.
-Incluso yo estaba entusiasmado...- bromeó el sacro. -El clima en la ciudad tampoco es de lo más cálido, pero... esto sí es pasarse...-

La Feca le miró al rostro, asintiendo el comentario con un puchero infantil e involuntario que le hizo lucir curiosamente bella a los ojos del sacógrito.

Más atrás de ellos, un par de chicas les miraban detenidamente, intercambiando comentarios.

-Pareces celosa...- le sonrió la Aniripsa a la Xelor, sacando la lengua.
-Mete esa lengua a su lugar o terminará congelándose...-
-Vale, vale... tampoco es para que te enojes...- le sonrió de nuevo la pequeña hada.
-Pues no hagas esas bromas tontas...- la Xelor cambió la mirada hacia Kororo y Éndile, entrecerrando los ojos levemente en señal de molestia.

-¿Está de nuevo haciendo al tonto con la Feca, no?- un tercer integrante se uniría a la Aniripsa y la Xelor.
-¿Tú también vienes a molestarme, Tar?- gimió la Xelor con molestia.
-¿Molestarte?... tal vez, sí...- le sonrió la Pandawa con gracia.

La Pandawa usaba menos ropajes protectores en comparación a los otros integrantes del grupo escolar.

-¿Cómo es que puedes soportar este frío? siento que mis alas se congelarán y se caerán...- se quejó la Aniripsa.
-Bueno, mi raza posee un pelaje especial... además de que yo tengo mis trucos para soportar el frío...- respondió la Pandawa, presumiendo.
-Claro, es bien sabido que el alcohol calienta el cuerpo...- bufó la pequeña Xelor.
-Bueno, mi secreto fue revelado...jajaja-

La risa de la Pandawa fue seguida por la de Kororo y Éndile, que rieron fuerte en medio del camino, incluso llamando la atención del profesor que les lanzó una mirada fulminante.

El sacógrito y la feca iban los suficientes pasos adelante como para no poder escuchar a la Xelor.

-¿Dónde hay un acantilado cuando se le necesita?- susurró la Xelor.
-De todas formas ella usaría Reenvío de Hechizo...- le sonrió la Aniripsa.
-Dado que lanzarla a un acantilado no es un hechizo, yo creo que eso no funcionaría...- comentó pensativa la Pandawa.
-Entonces usaría tregua...- volvió a hablar la Aniripsa.
-¿Y con quién haría la tregua?- se burló la Pandawa.
-Ella usaría Inmunidad...- habló la Xelor molesta, para callar a las otras dos.

-No creo que Astrub fuese una buena opción después de todo... jaja- sonrió la Feca, más entrada en calor con la caminata.
-Bueno bueno... entonces la Montaña Koala, dicen que ahí hay unos lagos encantados con agua termal que es una delicia...- bromeó Éndile.
-Sí... agua termal...-

La feca hundió su mente en un sueño de ella dentro de una fosa de agua termal. Lo mismo haría Éndile, mirando a Kororo en traje de baño en las fosas encantadas.

Después la Feca hundiría otra cosa, esta vez sería el rostro contra la nieve.

-Tengan cuidado chicos...- el profesor detuvo su perorata al notar a la feca en el piso. Éndile se apresuró a ayudarle.

-¿Estás bien Kororo, no te has hecho daño?- parecía preocupado.
-Me he tropezado con algo...- tosió la Feca al haber tragado algo de nieve.
-Oh, lo siento... ¿has tropezado con una de mis agujas?- se acercó la Xelor, sin intenciones de ayudarla a levantar.
-Creí que esas agujas sólo atacaban a las bestias...- sonrió la Aniripsa, burlándose de la Feca.
-En ese caso ha dado en el blanco... jajaja- comentó la Pandawa, uniéndose a las burlas.

-No sean malas chicas... ella no es ninguna bestia...- comentó la Xelor con un hilo de amabilidad.
-Está bien... ha sido un accidente, ¿verdad?- intentó sonreír la Feca.
-Desde luego querida...- comentó la Xelor.
-Pues yo no creo que haya sido un accidente...- le miró molesto el Sacro.
-No, sí lo ha sido... y está bien, los accidentes pasan...- comentó Kororo, disculpando a la Xelor.

-Mi nombre de Tempirale, creo que no habíamos hablado nunca a pesar de estar en el mismo grado escolar...- se presentó la Xelor.
-El mío es Kororo... y no, al parecer no, es un gusto...- sonrió la Feca, más por necesidad que por gusto.
-Sería mejor si seguimos con nuestro camino, nos están dejando atrás...- apresuró Éndile.
-Ya... entonces les dejaré continuar, supongo que nos veremos más tarde...- se despidió la Xelor con amabilidad y pronto alcanzó a la Aniripsa y la Pandawa.

-No fue un accidente...- susurró molesto el Sacro.
-Claro que sí...- le sonrió la Feca, intentando pasar por alto el accidente.

-¿Hacerte su amiga? ¡Que buen plan!- aplaudió la Aniripsa con femineidad.
-Y... ¿Al final viene el risco?- complementó la Pandawa.
-Por supuesto...- sonrió la Xelor, escondiendo su mirada de sus amigas, mirando de reojo a Kororo y Éndile.

Continuará...
0 0
Resultado : 1795

¡Joder! has pasado de los textos con caritas a las grandes escrituras con imágenes que dan un ambiente acogedor, en fin, bonita reflexión, creo que se puede ver reflejada en el Pueblo Sepultado de Frigost II.

Salut.

0 0
Resultado : 1523

Increíble historia, Walter. Me gusta la nueva modalidad que usas con las imágenes y como siempre el fresco y coloquial lenguaje de los personajes (Drama) característicos de tus historias.

¿Se debe entender como un futuro a tus antiguos RPs o un universo diferente ? Lo de la escuela y las anécdotas de sus pasados lo hacen ver como algo muy futuro pero en el mismo universo.

0 0
Resultado : 1661

Auch...

Me gusta, en realidad. Retomar el tema de la Universidada de Bonta, mezclarlo con tu ambiente futurista, y este estilo de escritura...

¡Espero el próximo!

Aqofus

0 0
Resultado : 15246
¡Hola a todos, gracias por sus comentarios! Agradecimientos especiales a Fantinoman, ElDengue y cartofus.

Para ElDengue, esta historia debe entenderse como una trama no ligada a las anteriores, pero sucedida en el mismo universo. Es por ello que se harán breves referencias a elementos de otros de mis RP, como huevos de pascua para lectores fieles con años de bendecirme con su lectura.

Saludos!

~~~~~~~~~~

2. El mundo de las mil caras


En el capítulo anterior:

En el capítulo anterior, nos adentramos en las lejanas y frías tierras de la isla más grande del Planeta Dofus, donde un grupo de estudiantes de la afamada Universidad de Bonta, estaban teniendo su viaje del curso escolar, visitando las gélidas tierras de Frigost.

Fue ahí donde nos encontramos con dos personajes peculiares. Kororo y Éndile, ambos compañeros de clase y al parecer, también amigos.
Además, conocimos a 3 chicas más del mismo curso. Tempirale, una joven Xelor, bajita como es común en su raza. Tar, la Pandawa, más alta y de cuerpo atlético, con una personalidad un tanto agresiva y una Aniripsa de la cual aún no conocemos su nombre.

El grupo de las 3 chicas, planeaban algo turbio en contra de la Feca Kororo, al parecer, en una sitiación amorosa que englobaba a Éndile, la Feca y la Xelor.

El mundo de las mil caras.

Mientras Éndile, Kororo, Tempirale, Tar y la linda Aniripsa, junto a todo el grupo del sector básico 4B de la Universidad de Bonta, se encontraban en el viaje escolar, en otro punto del Planeta Dofus se encontraba el Rey Allister frente al enorme portal azulado que lo transportaría a un destino aún desconocido.

-El portal ha alcanzado los niveles más altos de estabilidad, mi rey...- se acercó otro Streamer al Rey, que lo miró como mira un asesino.
-¿Es seguro usarlo?-

El Streamer titubeó al responder, sabía que una palabra en falso sería suficiente para que el Rey le lanzara a él primero para probar la efectividad del portal.

-Sí... está listo, mi Rey...- concluyó en voz baja.
-Quiero que tu vayas primero...- la voz del rey sonó áspera, cansada.

El Streamer pensó en negarse, pero el recuerdo de su compañero siendo atacado hasta la muerte le hizo pensar aún mejor las cosas. De todas formas iba a morir si se negaba y si aceptaba ir por delante del Rey y el Zaap funcionara, entonces lograría salvar la vida.

-Por supuesto mi rey...-

Ambos caminaron hasta quedar a un metro del portal. El aire cercano era arremolinado por las fuerzas mágicas propias del Zaap. A esa distancia podía escucharse un suave chirreo eléctrico.

-Entra...- le ordenó el Rey.

El Streamer miró el zaap con angustia y acercó una mano al portal azul. Unos instantes antes de hacer contacto, los vellos de su antebrazo se erizaron por efecto del magnetismo. Cerró los ojos y se acercó aún más. Al final dio un último paso y fue tragado por el Zaap en un movimiento tan rápido que escapó a los ojos poco atentos.

El rey esperó unos segundos antes de dar un paso al frente.

-Sí esta cosa falla, mátenlos a todos...- ordenó antes de dar el último paso y también ser tragado por el portal. Inmediatamente después, salió expulsado el cuerpo del Streamer que había entrado primero y quedó tendido en el suelo, aparentemente sin vida.

Del otro lado del Zaap.

Al otro lado del Zaap se encontraba un castillo victoriano construido en su totalidad aparentemente de marfil o un elemento de blancura muy similar. La altura del sitio era de proporciones inmensas. Candelabros iluminaban el largo pasillo, además de gruesas cortinas color vino que cubrían enormes ventanales. A la lejanía, una imponente escalera se alzaba a la mitad del salón, llevando aparentemente a un piso superior con lujos como los vistos en la planta baja.



Sin embargo, la magnificencia del castillo era multiplicada varias veces para aquél Rey, ya que su percepción del castillo era amplificada, cual lupa y hormiga, debido a que la escala de su cuerpo era no más grande a la de un ratón convencional saliendo de su madriguera azul y brillante.

-They are waiting for you, rat. You're arriving too late...- una voz grave y despectiva se dirigió al Rey con un tono de asco.
-Lo lamento señor...- se disculpó el Rey con premura.

-That is the only thing that i hear here. 'I'm Sorry, i'm sorry, i´m sorry'... you and your world makes me feel sick. Hurry up, the way will be long especially for you...-
-Esperaba que me transportasen... ya estoy viejo y tardaré mucho en llegar...- comentó el Rey con aire de súplica.

-Besides being a dirty rat, you're useless ... if the queen did not believe that the participation of all of you were so important, right now I would step on you until i hear your bones creak-
-Lo lamento...-

-Don't think I'm going to soil my hands with you ... well hang on my clothes, because in case you fall, I will not come back for you ... -

Aquél ser, de escala normal, empezó a caminar dentro de aquél castillo a lo largo del enorme pasillo y con intenciones de tomar la escalera. El Rey de Amakna, con todas sus fuerzas, se sujetó a la tela de una de las prendas que quedaban a ras de suelo. Pronto llegaría al salón principal.

-Join now...-
-Sí... gracias...-
-I don't need your gratitude, dirty rat-

El ser se alejó del salón, dejando al rey de nuevo en el piso. El ser más poderoso del Planeta Dofus le miró alejarse, maldiciendo entre labios las humillaciones que le hacía pasar, solamente porque aquél era un gigante y con sólo un pisotón podría hacer añicos su viejo cuerpo.

-Another 'Allister King' is arriving - anunció una voz ante la enorme habitación.

El otro gigante le otorgó al rey una pequeña prenda, diminuta en manos del anunciante, pero suficientemente grande para el rey como para colocarla como arete.

-Háganlo pasar... ¿De que Planeta Dofus es?- sonó una voz femenina, algo cansada, pero muy refinada.
-Planeta Dofus, Servidor Alma...- respondió el Rey fuerte, para poder ser escuchado.
-Oh... bien... entonces sólo uno más hace falta...- comentó la voz femenina, cuya procedencia aún era desconocida para el Rey Allister.

El anunciante ofreció su mano, en la que el Rey después de subir, sería transportado a la mesa de la habitación donde al menos otros 5 'Reyes Allister' ya se encontraban sentados en una mesa a escala. Frente a todos ellos, se encontraría una mujer de cabellos blancos y cuerpo frágil, de la misma escala que el anunciante, unas decenas de veces más grandes que el Rey de Alma.

-¿Cómo está todo en Alma, Allister?- comentó la mujer de cabellos blancos.
-Bien su majestad, se ha puesto en marcha el plan indicado al respecto del sufrimiento masivo-
-'Sufrimiento masivo' suena tan mal... debes buscar otro adjetivo para la miel que nos otorgas...- le sonrió la mujer, mostrando unos dientes viejos y amarillos.
-Sí su majestad...-
-¿Cómo va Aguabrial?- articuló cambiando la dirección de su mirada, ahora viendo directamente al Rey Allister a un lado del de Alma.
-El plan de... la miel... sigue en marcha. Ya se ha limitado la riqueza de cada habitante a tan sólo 50mil Kamas...-
-Bueno, ustedes sabrán la mejor manera de conseguir la miel...- sonrió la mujer cuando la voz del anunciante se escuchó en lo alto.

-El Rey Allister de Bolgrot ha llegado...-
-Hazlo pasar, era el último- ordenó la mujer con voz más seria.

De la misma manera que con el Rey Allister de Alma, este fue colocado en la mesa de tamaño normal y se dirigía a tomar su lugar en la mesa de tamaño reducido.

-No Allister de Bolgrot, ven aquí gentil hombre...- le ordenó la mujer. Aquél Allister le miró de reojo con desconfianza.

Al final, aquél rey cambió su trayectoria caminando por la mesa que para él no era más que una enorme tabla en la que podría caber la propia ciudad de Bonta.

-Sabes cuanto detesto la impuntualidad...- se quejó la mujer.
-Lo lamento su majestad, el zaap...-
-Para mí esas escusas no tienen sentido Allister...- acercó su rostro hacia aquél Rey. El tamaño del rostro de la mujer era como un edificio para el de Bolgrot.
-¿Tu sabes que yo puedo hacerte desaparecer a ti, a tu mundo... con un solo clic?-
-Desde luego su majestad, ruego perdone mi terrible falta...-
-¿Sabes qué es lo peor?- le sonrió con todos los dientes. -Que a pesar de que mueras, la muerte no será tu descanso, porque eso a lo que tu llamas mente no son más que archivos de información para mí...-
-Lo comprendo mi reina, lamento con mi vida mi error...-
-¿Lamentas con tu vida?... Muy bien... eso suena muy bien porque será exactamente lo que vas a hacer, vas a pagar con tu vida-

El Rey bajó el rostro con molestia, articulando palabras entre labios, sin atreverse a levantar la voz.

-Desde luego nacerás... en el Bolgrot que has hundido en la pobreza y serás partícipe de sus carencias... hasta pronto Allister...- sonrió la reina ante la mirada petrificada del Rey.

-El gato Perlas- anunció el guardia.
-No te lo comas tan rápido, ¿sí? Juega un poco con él...- sonrió la mujer ante el minino que miró al Rey Allister de Bolgrot con un apetito feroz, como si se tratase de una rata.

-Un día se revelarán... un día, ese que crees tu poder omnipotente será vulnerado... tú no eres más que una mujer vieja con mucha gente que te teme a tu lado. Pero, al final estás sola y... si me permite su majestad, si aliento huele a m***** de gato...-

Al final el Rey Allister de Bolgrot hizo una reverencia y terminó en la boca del Gato Perlas.


Continuará...
0 0
Resultado : 3451

Ya voy entendiendo lo de los mundos, la reina ésta va a ser algo así como un usuario con algún plan para obtener poder en la realidad a través de mundos virtuales.

Va interesante, sigue así W-
Y recuerda.... it's a looooong way to the top, if you wanna' rock n' roll...~

0 0
Resultado : 1966

mataste al rey de mi planeta!! O.o (es hora de que me haga con el trono >:3)

La historia es muy buena, y como dijo Fantinoman, tiene un ambiente muy acogedor.

Espero por el siguiente.

0 0
Resultado : 1348

Holy mother of... :blink:

¡Síguelo cuanto antes! está muy bueno.

0 0
Resultado : 1661

Que cosa más loca... Creo que vamos a terminar en algo así como "El Único" la película de Jet Lee.

¡Espero el Próximo!

Aqofus

0 0
Resultado : 585

Brillante idea, cuando leí que querías usar los elementos del género de la ucronía me imaginé algo distinto, me preguntaba que elementos de la historia de Dofus ibas a alterar, o algo así, pero veo que es algo distinto. De todas formas, el osado capítulo tres me sacó una sonrisa, aclamación a tu ingenio.

Sigue pronto!

0 0
Resultado : 4497

Un joven Anutrof vuelve a Dofus para hacer temblar vuestras pantallas... El poderoso, el inigualable... ¡ASCHYER!
Me alegra volver al foro y ver que tú, además de Tumixita y Gugorrak, seguís por estos lares, y encima con lectores preciosos y hermosos como osos perezosos como son Soldado y Dengue. smile (me gustaría "ver" a inmortalmil por aquí, a ver si se pasa)

Hechas las presentaciones, decir que tan solo he leído el prólogo de la historia y de momento me ha encantado, aunque aun no entiendo bien lo que dijiste en el primer comentario (ya lo descubriré a medida que siga leyendo). Con las Navidades hay mucho tiempo libre y parte de él lo aprovecharé para pasarme por este foro que tanto echaba de menos .

¡Pronto me veréis por aquí con un RP que te cagas dando la lata como antaño!

Saludos y sigue así. :p
 
0 0
Resultado : 15246
Antes de iniciar, me gustaría agradecer a los lectores por bendecirme con su lectura y participación. Sin ustedes, cualquier historia de este foro no serían más que palabras.

Agradecimientos especiales a Pluviafox, luisprox, Kronus, cartofus, shirotsu y Aschyer por sus comentarios.


3. Lavi Lazvard



En el capítulo anterior, fuimos testigos de la reunión de los más altos bandos del Planeta Dofus provenientes de distintas dimensiones o servidores. Estos altos mandos, todos conocidos como el ‘Rey Allister’ de su planeta, estuvieron en presencia de una mujer aún desconocida, pero aparentemente muy poderosa. Incluso, tan sólo por el hecho de haber sido el último en llegar, el Rey Allister de Bolgrot terminó como el bocadillo especial del gato real.

Curiosamente, los seres de Dofus tenían el tamaño de una rata convencional y se enfrentaron a seres que bien les doblaban el tamaño al menos 15 veces.


Lavi Lazvard

El viaje por las gélidas y alejadas tierras de Frigost, estaban llegando a su fin para el grupo del sector básico 4 B de la Universidad de Bonta.

Aquél viaje no había sido largo, ya que tenía la intención de dar un día de diversión y nuevo conocimiento a los estudiantes. Así pues, poco se habían adentrado en las tierras de la isla de forma de ballena y ya se encontraban en el puerto con la intención de tomar el barco de regreso a Bonta, el cual, debido a la distancia relativamente corta, dejaría en el puerto de la ciudad de los ángeles a sus pasajeros no más allá de las 8 por la noche.

El sol estaba poniéndose sobre el horizonte y Éndile acompañado de Kororo, miraban con aire pensativo el frío atardecer.



Por otro lado, Tempiralli la Xelor, Tar la Pandawa y Lucibel la Aniripsa, miraban a Éndile y Kororo a cierta distancia, lo suficiente como para pasar desapercibidas aparentando también mirar el atardecer.

-¿Entonces cual es el plan, jefa?- sonrió la Pandawa con aire de broma.
-No lo sé… quizá Éndile no merece que nos metamos en problemas…- respondió pensativa la Xelor.
-¿Nos metamos?... eso suena a muchos…- le sonrió la Pandawa mirándole desde arriba.
-Además, Éndile no es tan guapo…- respondió la Aniripsa, confirmando la posición de Tar.
-A mí en lo particular me gustan mayorcitos, como el profesor Lavi… ¡Ay, ese gato, dejaría que me ronroneara donde quisiera…!- suspiró la Pandawa ante la mirada sorprendida de la Xelor y la Aniripsa.
-Sí, él es guapo… es como una versión de Éndile, pero ya madura y con pelaje afelpado…- confirmó la Aniripsa.
-Bueno… a mi no me lo parece… el profesor Lavi es ya un adulto… además, Tar, ¿porqué un profesor como él, se fijaría en una chica de sector básico?- le sonrió la Xelor retadoramente.
-¡Ey!- se molestó la Pandawa, sobreactuando –Yo tengo 4 buenas razones para llamar su atención…-

La Pandawa torneó su figura, la cual a pesar de aún ser juvenil, ya se había abierto camino y auguraba un cuerpo femenino maduro en no más de un par de años.


La Aniripsa, al ver la actitud de la Pandawa, inevitablemente bajó su mirada a sus pechos, los cuales, como era común en las chicas de su raza, eran pequeños, casi infantiles. Al final dio un suspiro resignado.

Tempiralli restó importancia a las actitudes de Tar, al final ella no estaba interesada en el profesor Lavi. Su interés lo conservaba Éndile, aquél chico Sacógrito guapo y generalmente amable que parecía seguir a la Feca escuálida como lo hacían las abejas a la miel. Simplemente estaba embobado en esa Feca sin chiste.

De pronto e intempestivamente, llegó a la mente de Tempiralli el plan perfecto para hacer pasar un mal rato a Kororo y hacerla ver tan torpe y poco agraciada, que lograría que Éndile se desilusionara y… ¿por qué no?... mirar a Tempiralli de una manera diferente, como una opción y no solo una compañera.

-El plan será el siguiente…- susurró Tempiralli, ante la mirada interesada de Tar y Lucibel. –Para subir al barco debemos cruzar una pequeña distancia entre el muelle y la cubierta. Esa distancia la recorremos en un pasillo improvisado con forma de puente, conformado por una tabla y unas cuantas cuerdas que cumplen la función de pasamanos. No es muy difícil que alguien pierda el equilibrio accidentalmente cuando un trío de chicas empiezan a pelear en la tabla, haciéndola temblar…-

-¡Es el plan maestro!- aplaudió la Aniripsa.
-Gracias… gracias…- sonrió la Xelor, agradeciendo al público imaginario como lo haría un político.
-El agua está helada, seguro se gana un buen resfriado- confirmó Tar su participación.

Alejados de ellas, Éndile y kororo seguían las indicaciones de uno de los varios maestros que también habían viajado a Frigost, estando al cargo de los alumnos. Aquél maestro era el Zurcarak del que habían estado hablando Tar y Lucibel.

Con unos 27 años de edad y una cabellera larga que amarraba en forma de cola de caballo, el profesor Lavi Lazvard se encargaba de algunas clases extracurriculares que se impartían en la Universidad de Bonta. Sin duda, su pasión era la fotografía y era por esa razón que él era el encargado de esa clase. A veces hacía de maestro suplente para las actividades deportivas e incluso solía remplazar a los profesores de artes marciales si estos tenían un inconveniente.

Había pasado varios años en Pandawa, fotografiando hasta los más recónditos lugares de aquella Jungla y para salir bien librado de los ladrones furtivos que iban tras su costosa cámara fotográfica, tuvo que aprender las técnicas marciales de pelea, Pandawushu.


(Profesor de Lavi Lazvard)

Además, solía ser el profesor encargado de los viajes y también acompañaba a los alumnos sobresalientes a las competencias interescolares de batalla, técnica, magia y otros más que se suscitaban al tiempo.

Él solía ser el profesor más aclamado por las alumnas, debido a su carácter sereno ‘como el mar’, pero intempestivo ‘como un volcán’. Sin duda era el más popular y él lo tenía bien en mente. Así mismo, como buen macho, no pasaba desapercibido de las alumnas más atractivas y solía coquetear con ellas, abusando de su mayor edad e inteligencia. El inicio era una sesión fotográfica privada y bueno… el final era un secreto que guardaban las alumnas celosamente.

-Vayan ya hacia cubierta… quiero una fotografía grupal…- les sonrió a Éndile y Kororo, esperando el momento exacto en que Éndile ya no miraría el guiño que Lavi dedicaría a Kororo. Esta última bajó la mirada y sonrojó sus mejillas, empezando a caminar por la tabla.

A los lejos, las 3 chicas se preparaban para el plan perfecto.

-Ahí está Lavi… no es tonto, no creerá que fue un accidente…- se quejó Tar mirándole disimuladamente.

En ese mismo instante, Lavi se percataría de una efecto natural que se suscitaba en los cielos del atardecer hacia el norte, justo cuando el sol estaba cayendo casi por su totalidad en el horizonte.




-¡Sorprendente, Luces de Norte!- sonrió cual chiquillo, corriendo por el pasillo, haciéndolo temblar con violencia y casi logrando el plan de Tempiralli al lograr por poco tirar a Kororo hacia las aguas heladas. El profesor Lavi subió pronto a la parte más alta del barco para capturar la mejor fotografía.

Ante el movimiento Kororo perdería el equilibrio, siendo a penas sostenida por la cuerda a la altura de su pelvis y asomando todo su tronco hacia el vacío. Éndile le sujetaría por el estómago, abrazándole por detrás, en una escena comprometedora.

Todo aquello a Temporalli no le había parecido gracioso.

-Basta…- susurró con ira. –Lancémonos al mar helado…- les ordenó a las otras dos y junto a ellas, las tres corrieron al pasillo.

Pronto subieron al endeble camino y empezaron a actuar una pelea.

-¡Discúlpate!- le grió la Xelor a la Pandawa.
-¿Porqué no me obligas?- le retó Tar, fingiendo a la perfección.

Lavi se percató de la pelea, poniendo mueca de molestia. Una nube cubría las luces multicolores y aún no podía sacar su mejor fotografía.

-¡Invocación de la Aguja!- gritó la Xelor, invocando la misma aguja que había hecho tropezar a Kororo hacía unas horas.

-¡Pandatak!- contraatacó Tar, sin medir las consecuencias y atacando realmente a Tempiralli.

La Xelor fue lanzada un metro desde su posición y golpeó espalda a espalda contra Éndile quien seguía sosteniendo a Kororo. Ambos perderían el equilibrio, empezando a caer.

-¡Estúpida!- gritó la Xelor, quien al percatarse de que también Éndile estaba cayendo, lo único que pensó hacer fue sostenerle. Por lástima, ante el peso de Kororo y el chico, pronto la Xelor también salió del pasillo de maderas.

Tar corrió tras la Tempiralli, intentando solucionar lo que ella misma había provocado y sujetó por los tobillos a Tempiralli, que ya se encontraba cayendo. De la misma forma, su fuerza no dio para sostener a los tres cuerpos y pronto salió despedida de la tabla.

Lucibel, la Aniripsa, aún sin tener ninguna esperanza, cometió el mismo error de Éndile, Tempiralli y Tar, sujetando a la Pandawa por los tobillos. Como era de esperarse, Lucibel era débil y pequeña y pronto también encontraría como destino el frío mar.

Entre todos habían formado una cadena. Kororo se encontraba en lo más bajo, siendo sujetada por la manos de Éndile, que se entrelazaban en las de ella. Tempiralli había sujetado a Éndile por los tobillos y Tar de la misma manera con la Xelor. Por último Lucibel había hecho lo mismo con Tar.

-¡No se suelten!- gritó una voz desde arriba, aún en la tabla. Uno más había sostenido al grupo, tomando por los tobillos a Lucibel.

Una ráfaga de viento empezó a atacar el escenario con fuerza, haciendo tambalear la tabla. Lucibel empezó a gritar junto con Kororo. Tar sin embargo sujetaba con todas sus fuerzas a Tempiralli y esta última miraba desde su perspectiva a Éndile y más abajo a Kororo. La Xelor ya se lamentaba por lo que había provocado.

-¡Los voy a subir, tan solo no se suelten!- les gritó no otro que Lavi, que había logrado, usando toda su fuerza bruta, el evitar que los otros 5 cayeran al helado mar. Empezó a jalar primero a Lucibel, dando todo de sí. Parecía que las venas de su cuello iban a explotar al mismo tiempo que formó una enorme sonrisa con la mandíbula apretada por el uso de la fuerza.

El puente de tablas empeció a ceder, pronosticando que los 6 caerían al mar. Otros alumnos, en ambos lados del pasillo de maderas, sujetaron las cuerdas con la intención de evitar la ruptura del puente. Lavi empezó a gritar, en un intentó se obtener hasta la última gota de su energía para salvar a los alumnos de la caída.

-No lo va a lograr…- comentó preocupada una alumna.
-Yo creo que sí lo hará…- comentó uno de sus compañeros.
-¡Que importa, miren los muslos de Tar, se le ha volteado la falda!- aulló otro compañero con felicidad.

-¡HAAAAAAA!- gritó Lavi, empezando a doblar sus piernas, logrando poco a poco subir primero a Lucibel. El cordel de su costosa cámara se rompería en ese momento, cayendo hacia el vacío.

-Splash- se escuchó al fondo. Levi debía estar muy molesto, pero de momento no lo demostraba.

Otros compañeros se acercaron a Lavi para recibir a la Aniripsa. Aún así decidieron no ayudar al profesor, temiendo que al distraerlo, terminara soltando a los demás, como había pasado con su cámara.

Lavi ahora sujetaba a Tar, quien efectivamente al ser una Pandawa con pelaje, había dejado de lado las vestimentas de invierno y había usado la característica vestimenta de la raza, como pocos ropajes. Su falda se había volteado, dejando a ojos de todos sus encantos. Lavi parecía ignorar esto, aún cuando en el fondo cada imagen se guardaba en su memoria.

Empezó a subir a Tar y Lavi se había ocupado de pasar sus manos por las piernas de la Pandawa con destreza digna de un ninja de Pandalá, aprovechando la ocasión. Tar fue recibida por sus compañeros y Lavi pronto logró subir a Tempiralli, ahora sujetando a Éndile.

-¡No me suelte, voy a hacer un arco…!- gritó Éndile, balanceándose como gimnasta con Kororo en sus manos y cual péndulo, logró sin mucho esfuerzo lanzar a Kororo al puente. Al final, Lavi ayudaría a Éndile a subir, salvando a todos de su catástrofe.

Aplausos y vitoreos llenaron el lugar en voz de los alumnos y maestros para celebrar a Lavi, el cual parecía agotado y se desplomó para sentarse en el puente.

-¡Cuánto lo siento Éndile!- se apresuró Tempiralli a pedir disculpas, ante la mirada furiosa del Sacógrito.
-Yo también lo siento, ha sido nuestra culpa…- comentó Tar más por cortesía, teniendo en mente y sintiéndose furiosa de que todos sus compañeros habían visto lo que no debían.

Lavi se levantó con dificultad, dando un empujón amistoso a Tempiralli. Por lástima, debido a que había usado mucha fuerza, no controló el pequeño empujón, que había resultado ser muy fuerte.

-¡No es para tanto chicas, yo las he salvado!- sonrió Lavi , cuando Tempiralli perdió el equilibrio y salió del puente de tablas. Éndile trató de sujetarle, pero a diferencia de kororo, en esta ocasión no había logrado sujetarla y ante la mirada atónita de todos, Tempiralli cayó unos 5 metros hasta el mar helado.

-¡SPLASH!- se oyó secamente, ante el silencio de todos.

-¡LAVI!- gritó una profesora con voz amenazante y Lavi se limitó a empezar a reír descaradamente. Por último se lanzó al vacío, haciendo una pirueta de clavadista en el proceso hasta entrar en el agua en una línea perfecta.

-¡La tengo!- gritó el Zurcarak sonriendo, con su cámara en una mano y con Tempiralli temblando sujetada a su espalda.
-Estúpido Éndile…- susurró entre el sonido de sus dientes al chocar por el frío.
-Es muy joven aún para apreciar a tan bella Xelor…- le susurró Lavi, dejando sorprendida a la Xelor.
-¿Qué ha dicho profesor?- Tempiralli parecía cohibida.
-¿Porqué no te pasas a mi camarote antes de llegar a Bonta…? Después de eso no volverás a darle tanta importancia a un niño como Éndile…

Tempiralli permaneció en silencio mientras Lavi nadaba hacia la orilla. ¿El profesor le había propuesto cosas indecorosas?



Continuará…
0 0
Responder a este tema