Si sigues navegando por este sitio web o haces clic en la cruz, aceptas el uso de cookies para la realización de estadísticas de visitas y para proponerte vídeos, botones de compartir, publicidad personalizada y un servicio de chat. Para más información y parametrar las cookies X

FR EN DE ES IT PT
En 2014, podrás descubrir en el juego unas nuevas zonas misteriosas que no funcionan igual que las zonas que ya conoces. La primera dimensión divina estará disponible tras la actualización 2.19 e iremos añadiendo otras a lo largo del año.


«Era mejor antes»:
Hace ya mucho que la muerte dejó de estar realmente penalizada, cuando había que merecérselo todo en DOFUS, donde cada kama ganado representaba un reto increíble. ¡Era mejor antes!

Desde hace varios años, intentamos hacer el contenido de DOFUS mucho más accesible y menos frustrante (mazmorras modulares, guardado en mazmorra, teletransporte a la entrada de la mazmorra, manojo de llaves, etc.) y, a la vez, que presente un reto mayor (contenido de nivel muy alto y logros difíciles).

Sin embargo, sabemos que algunos jugadores no ven con buenos ojos esta ganancia en comodidad y consideran que cada éxito tiene menos valor, puesto que el fracaso no tiene importancia real en el juego.

Por ejemplo, ahora es posible intentar (gracias a las mazmorras modulares, y el teletransporte y el guardado en mazmorra) combatir contra un jefe decenas de veces sucesivas en unas pocas horas hasta dar con la táctica adecuada. Antes era imposible, uno no podía permitirse abandonar tan fácilmente un combate: cada intento era muy valioso y, para algunos jugadores, la satisfacción de la victoria era mucho más importante.

Con las dimensiones divinas, queremos alcanzar los siguientes objetivos:
  • proponer un modo «supervivencia» a los jugadores (habrá que prepararse ANTES de aventurarse en estas zonas);
  • valorar el riesgo y la exploración;
  • penalizar más la muerte (para evitar que los jugadores se lancen al combate demasiadas veces sin sufrir por ello ninguna consecuencia);
  • valorar la polivalencia de los personajes y de los objetos de equipo;
  • proponer nuevas mecánicas de juego que no tengan necesariamente cabida en las zonas clásicas para renovar el interés del juego.
Para alcanzar estos objetivos, utilizamos 3 nuevas mecánicas de juego en las dimensiones divinas: los portales de entrada a las dimensiones, las oleadas de monstruos y los modificadores de combate.
 



Portales:
Antes de poder ir a molestar a los dioses en sus dimensiones, tendrás que encontrar la entrada. No estará escondida de forma fija detrás de un árbol o una roca, sino que tendrás que encontrar un portal dimensional.

Por defecto, los portales están escondidos: son invisibles para los jugadores. Para encontrarlos, tendrás que comenzar una misión en un edificio específico e irás obteniendo pistas visuales que te guiarán a la posición del portal.

Estas misiones de descubrimiento de portales son dinámicas, es decir, son generadas por el servidor de juego y se renuevan de forma regular.

Cuando un jugador consigue descubrir la posición exacta de un portal, este se hace visible en el mapa para los otros jugadores y cualquiera puede utilizarlo para entrar en la dimensión por su cuenta y riesgo.

Un portal tiene un número máximo de utilizaciones, si este llega a 0 o el portal no se utiliza durante 24 horas, se vuelve a cerrar y reaparece (escondido) en otro sitio.

Solo existe un portal activo para una misma dimensión, lo que significa que todos los jugadores comparten el mismo portal y pueden comunicarse su posición.

Los jugadores que quieran entrar en una dimensión divina no están obligados a encontrar ellos mismos la posición del portal, basta con que uno encuentre la entrada de la dimensión para que todos los jugadores del servidor puedan utilizarla.

Algunos jugadores preferirán, obviamente, guardarse para sí esta importante información, pero esto no impedirá a otros jugadores buscar y encontrar la posición del portal.

Los portales pueden aparecer en la mayoría de las zonas del juego, nivel bajo o alto.

Este sistema de portales hace que el acceso a las dimensiones sea más difícil y los jugadores no puedan entrar y salir de ellas tan fácilmente, por lo que tendrán que prepararse antes de ir a explorar una dimensión divina.
 


 


Mazmorras y oleadas de monstruos:
El funcionamiento de las mazmorras de las dimensiones divinas será modificado, los combates se sucederán sin pausas y en la misma sala (por ejemplo, ¡no será posible recuperar los puntos de vida entre dos grupos de monstruos!).

Cuando una oleada de monstruos es derrotada, la siguiente aparece automáticamente sin que se interrumpa el combate. Si tú y tu grupo no sois lo suficientemente rápidos, ¡una nueva oleada de monstruos podrá aparecer antes de que la anterior haya desaparecido!

Los monstruos y jefes están adaptados a este funcionamiento, los combates con oleadas de monstruos premian el buen equilibrio entre curas, daños, protección y apoyo; aunque también será posible emplear técnicas basadas en una protección enorme y curas para sobrevivir a todas las oleadas o, al contrario, concentrarse en los daños para matar lo más rápido posible a las nuevas oleadas.

Este funcionamiento elimina la noción de guardado en mazmorra, ya que todos los grupos de monstruos aparecen en el mismo combate. Si pierdes un combate, tendrás que recomenzar desde la primera oleada. Sin embargo, en caso de derrota, no será necesario utilizar una nueva llave de mazmorra.

Las mazmorras dimensionales no son más largas que las clásicas: tienen 5 oleadas de monstruos (las mazmorras actuales poseen, generalmente, 5 grupos de monstruos).

Además, no hay teletransporte posible del grupo a las mazmorras dimensionales: cada personaje deberá encontrar la entrada de la dimensión y entrar por sus propios medios.

Los jugadores no podrán utilizar el manojo de llaves en las dimensiones divinas, por lo que tendrán que fabricar o comprar todas las llaves. ¡Los manitas van a tener mucho trabajo en 2014!

Esta mecánica de oleadas de monstruos penaliza más el perder un combate: los jugadores que mueren son expulsados de la dimensión divina, tienen que volver a encontrar la entrada y recomenzar el combate desde la primera oleada. Es decir, no será tan fácil intentar una y otra vez vencer a un jefe sin sufrir las consecuencias.

Queremos que los jugadores se preparen correctamente para estas mazmorras, que aprendan a conocer a cada monstruo y que no malgasten las tentativas de las que disponen.

Por otro lado, el funcionamiento modular de las mazmorras se conservará y la dificultad se adaptará al tamaño del grupo.


 

Modificadores de combate:
En todos los combates que se libren en una dimensión divina (dentro y fuera de mazmorra) se aplicarán efectos adicionales. En general, se trata de una pareja de efectos positivo y negativo, que pueden hacer que los combates sean más difíciles si los jugadores no prestan atención, o más fáciles si consiguen utilizarlos a su favor.

Estos modificadores de combate son comunes a todos los combates efectuados en una dimensión divina y cambian cada vez que el portal de la dimensión se cierra y se vuelve a abrir en otro lugar.

Por esta razón, los jugadores deberán ser polivalentes si quieren aventurarse en una dimensión divina, ya que podrán enfrentarse a modificadores de combate que les exigirán cambiar sus costumbres (por ejemplo, combatir sin curas, pero disfrutando de un pequeño escudo en cada turno para premiar a los equipos que consigan repartir bien los daños e intercambiar los roles durante el combate).

No será posible conocer los modificadores de combate activos en una dimensión sin estar dentro (a no ser que tires de tu lista de contactos presentes en la dimensión).



La vida en las dimensiones:
Potencialmente, las dimensiones divinas podrán albergar todos los contenidos ya existentes: monstruos, mazmorras, misiones, sets, avisos de busca y captura, recursos recolectables, logros, etc.

Será posible conquistar las zonas, pero se aplicarán las reglas de la dimensión: ¡habrá que encontrar la entrada de la dimensión para participar en la conquista!

Sin embargo, la defensa de prismas y recaudadores seguirá siendo accesible desde zonas exteriores a la dimensión.

Este contenido se dirigirá a personajes de diferentes niveles (la primera dimensión divina, por ejemplo, tendrá zonas y niveles de nivel 100, 150 y 200).


Era mejor antes, es mejor ahora, y será aún mejor después:
Queremos seguir mejorando la accesibilidad de nuestro contenido y proponer mayores retos, pero también queremos proponer contenido diferente, ya que nuestros jugadores tienen expectativas muy diferentes los unos de los otros.

Por eso, con las dimensiones divinas, tenemos la intención de continuar en esta dirección a la vez que experimentamos con nuevos conceptos, propios a las dimensiones, sin alterar el funcionamiento del contenido ya existente en juego.

También es la ocasión de poner al día algunos conceptos antiguos del gameplay que pueden encontrar su lugar en zonas específicas, aunque no puedan aplicarse a todas las mazmorras.

Estamos impacientes por haceros descubrir y explorar la primera dimensión divina, este nuevo terreno experimental tiene un gran potencial para renovar el interés del juego.