FR EN DE ES IT PT
Con DOFUS 2.23, celebraremos la abertura de la tercera dimensión divina, ¡el Xelorium! Y justamente decidimos revisar el funcionamiento global de esas zonas de juego. ¡Hora del devblog!

 

 

Las dimensiones divinas son zonas hostiles que exigen una seria preparación. Tropezar en esas zonas es mucho más consecuente que en el resto del juego, son zonas peligrosas con mecánicas de juego mucho más  complejas (modificadores de combates y olas de monstruos), y son mucho más difícil de acceso que las zonas clásicas.
Demasiado difíciles quizá. No podíamos quedar insensibles a los gritos de agonía de nuestros jugadores, así que decidimos bajarle una raya a la dificultad de esas zonas, y facilitar su acceso.

 

Acceso simplificado


La cantidad de activaciones de los portales dimensionales pasará de 32 a 128.
De esa manera, esperamos que los portales dimensionales se mantengan abiertos durante más de un día. Queremos reducir la importancia de la fase de búsqueda de portales  que se realiza vía el sistema de búsqueda de tesoros, y aumentar el tiempo de vida de los portales dimensionales para valorar el intercambio de información entre los jugadores.
Además, como los portales ya no podrán ser utilizados para reiniciar los modificadores de combates, los portales se renovarán con menos frecuencia.

 

Simplificación de los modificadores


Muchos jugadores se quejaron de la dificultad de este sistema, por lo tanto lo revisamos, y lo modificamos para que se parezca más al sistema de los retos. Lo que implica que podrán ignorar las condiciones de juego de los modificadores, sin ser afectados por malus. Pero claro, los personajes que jueguen los combates respetando las condiciones del modificador de combate, ganarán el combate más fácilmente.

Concretamente, alteramos los modificadores de combate para que la consecuencias negativas solo sean soportadas por los monstruos, y casi nunca por los personajes del jugador.
 

Modificadores de combates deterministas


Queríamos que los jugadores supieran jugar bajo cualquier condición, ese era nuestro propósito con los modificadores de combates. Pero no contamos con la astucia de nuestros jugadores; en lugar de aceptar el desafío, ellos buscaron y encontraron la manera de cambiar las condiciones de los modificadores, la solución fue cerrar los portales hasta caer en una propuesta que se adapte a su manera de jugar.

Por lo tanto, ya no será posible cambiar las condiciones del modificador con simplemente cerrar los portales dimensionales.

A partir de DOFUS 2.23, los modificadores de combate serán deterministas, ordenados en una lista, y solo cambiarán cuando el jefe más fuerte de la dimensión haya sido vencido.

La lista de modificadores de combates será sincronizada en todos los servidores, lo que significa que, a la abertura de una nueva dimensión divina, todos los modificadores de combates serán idénticos en la totalidad de los servidores.

Con estos cambios, reducimos las posibilidades de modificar al azar los modificadores de combates, pero dejamos una manera determinista de modificarlos, pero que implica un reto de talla: vencer el jefe más potente.

Más experiencia en las dimensiones divinas


Para compensar la dificultad de acceso a las dimensiones divinas y el riesgo que representan los combates en dichas zonas, hemos decido incrementar la experiencia ganada al derrotar los monstruos y los jefes de las dimensiones. El incremento será por el momento de un 25%, pero no excluimos  la posibilidad que revisar esa cifra en un futuro.
 

Ubicación determinista de los jefes


En la versión 2.23, los jefes que se encuentren en las mazmorras dejarán de ser posicionados de manera aleatoria. Este cambio afecta a todos los jefes del juego, lo que incluye a los jefes de las dimensiones divinas.
Queremos conservar la variación de los posicionamientos de partida en las mazmorras, pero al mismo tiempo queremos evitar que los jugadores aprovechen de las mecánicas de abandono parar tener un control sobre esos posicionamientos.
Las diferentes ubicaciones posibles de los jefes serán ordenadas en una lista, y todos los personajes empezarán con el mismo posicionamiento de los jefes.
La ubicación de un jefe cambiará para cada personaje de manera individual, cuando logre vencer a dicho monstruo (entonces avanzará en la lista de ubicaciones posibles).

Cuando el personaje haya agotado todas las posibilidades la lista, la lista se reinicializa.
Si el personaje pierde un combate contra un jefe, este último, en el siguiente combate, conservará la última ubicación memorizada.

Cuando las ubicaciones memorizadas por los personajes de un mismo equipo son diferentes, el posicionamiento mayoritario será prioritario. En caso de empate, la ubicación la más alejada del principio de la lista será la elegida.

Si el combate es perdido, cada personaje conserva su ubicación memorizada.

Si el combate es ganado, los personajes que tenía la ubicación utilizada para el combate en equipo avanzan en la lista, los demás personajes no.

Y para aquellos que intenten de manipular el sistema, les reservamos una pequeña sorpresa.

 
Categoría: Game design