FR EN DE ES IT PT
¡Apenas hemos tenido tiempo de probar la actualización anterior y la nueva ya está saliendo del horno! Os proponemos arena hasta donde alcanza la vista, un sol de justicia y una lucha por el poder digna de las mejores pelis del oeste. ¡Nuestros grafistas se lo han pasado en grande! Para muestra, un botón...
 


Hoy os llevamos a un lugar misterioso. Un lugar del que ni los mayores científicos del mundo han logrado desvelar el secreto. Tenebroso, mágico y estrafalario a la vez: es un lugar de quimeras donde los sueños más dulces se codean con las peores pesadillas. Os damos la bienvenida al cerebro del grafista, esa extraña criatura de imaginación desbordante, e incluso a veces... incontrolable.

Un pozo de ideas sin fondo: así se podría calificar a la dirección artística* (o DA) que nuestro querido equipo de grafistas lleva a buen ritmo en DOFUS MMO. Y eso es precisamente lo que hacía falta para dar vida a un decorado hasta ahora inédito en el Mundo de los Doce:

El desierto del Picahari


¿Un desierto? ¿En el Mundo de los Doce? ¡Lo nunca visto! Y, sin embargo, esta idea les rondaba la cabeza desde hace varios años. Y un buen día, se sintieron preparados. ¡Era ahora o nunca, y debían hacerlo! Y así nació el desierto del Picahari. Y bueno, cuando se trata de poner su granito de arena, ¡los grafistas no faltan a la cita! 

Llenad la cantimplora y untaos con crema solar de factor 50, ¡nos vamos al centro de investigaciones gráficas de Picahari, el protagonista de la próxima actualización!
 

Películas de culto y grandes temas

 
Si existe un lugar distinto al propio desierto, ¡ese lugar estaría en la imaginación de los grafistas del juego! De la primera idea empezaron a surgir otras mil sobre la vasta inmensidad de arena ocre. Encandilados, las ideas asaltaron los cerebros de nuestros pobres grafistas, presas de una verdadera guerra intestina. ¿¿Qué elegir entre Star Wars, Mad Max o incluso Dune?? Aunque la verdadera pregunta sería más bien: ¿por qué elegir...? 

Porque, una vez se posan los pies en Picahari, es difícil no pensar en Mos Eisley de Star Wars, en las carreras desenfrenadas de Mad Max o en el árido y hostil Arrakis de Dune. Uno se espera que surja algún bandido del desierto en cualquier momento, o lo que es peor, ¡que de repente salga el terrible gusano de arena Shai-Hulud!
 
En otras palabras, adentrarse en el Picahari significa arriesgarse a toparse con tributos (y otros derivados) a las mayores obras maestras del mundo fantástico y de ciencia ficción del siglo XX. ¡Pero no solo eso! Con su bar West, sus diligencias y sus restos de esqueletos nada encantadores, el pequeño puerto de Picanesburgo ya da una idea del panorama. ¡Bienvenidos a una actualización del entorno más típico del género western, con sus vaqueros, sus sheriffs y toda su chusma característica!  Seguro que John Wayne, Clint Eastwood y los Dalton no andan muy lejos...
 
Para Lorko, director artístico de la concepción gráfica de DOFUS MMO, es un auténtico placer ver cumplido este «antiguo sueño».

«Hace muchos años que queríamos crear un desierto. Con tantos mapas soleados en Picahari, hay una verdadera voluntad de cambiar por completo el ambiente gráfico de DOFUS. En este aspecto, ¡lo hemos disfrutado muchísimo! ¡Y aún os queda mucho por ver!»
 

La ruta de las especias y la fiebre del oro

 
Aunque la alusión al desierto del Sáhara es evidente, Picahari significa mucho más.

El nombre de esta zona proviene de una preciada especia de sabor intenso que, a semejanza de la especia geriátrica de la película Dune, es objeto de la codicia. Los cacterros y otros autóctonos le atribuyen virtudes increíbles... Algunos incluso aseguran que tiene propiedades estimulantes y que una pequeña cantidad serviría para lograr proezas extraordinarias: batir huevos de pío a punto de nieve solo con el dedo gordo del pie izquierdo, pelar alubias en tiempo récord, leer la enciclopedia Lûik Ypedja entera con los ojos cerrados... ¡Cuentan incluso que un sadida logró permanecer despierto más de tres horas seguidas tras haberla absorbido y que un yopuka supo resolver una ecuación con dos incógnitas!

Estos poderes extraordinarios no le han pasado desapercibidos a cierta organización científica con el nombre de corporación Parafrascos. Estos sabios veteranos, que siempre se han defendido de las acusaciones de contaminar la ballena de Frigost, han puesto en marcha todos los medios a su alcance para poder recolectar la especia. ¡Gracias a ellos podréis poner el pie en Picahari!

Pero las reservas no son inagotables y, algún día, su explotación terminará de un modo u otro.
Es toda una guerra entre los cacterros, para los que extraer la famosa especie es puro instinto, y la corporación Parafrascos, que debe redoblar esfuerzos para ponerle la mano encima a este pequeño tesoro del desierto.

Y si los cacterros suponen una verdadera amenaza, también deberéis tener cuidado con la fauna autóctona... ¡Escordiones, yenapardas hambrientas, uróbolos y fénex os esperan.
Categoría: Graphism