FR EN DE ES IT PT

¿Conoces la receta de un Dungeon Rusher perfecto? ¡Una buena mazmorra, un buen jefe y un buen escudo! ¿Sabes qué? En esta ocasión, es Le Chuko el que ha preparado la receta… ¡Ripata!

El fantasma que cruza su espada con los que se atreven a molestarlo nunca ha sido un tipo agradable. Ni siquiera cuando estaba vivo… Sin duda, esa es la razón por la que el capitán de la Perluca Negra, después de sembrar el terror y el sufrimiento, fue víctima de una maldición que lo condenó al horror y a la desolación, junto con su tripulación.

Te estarás preguntando cómo pudo sufrir este angustioso embrujo. Contra todo pronóstico, el origen parece ser una partida de dardos vudú. Interesante…

¿Cómo se las arregló la abuela Vudú? ¿Usó una muñeca como manda la tradición sadida? ¿Encontró la mano derecha que Le Chuko había perdido? ¿La colocó en el centro de una diana para clavarle dardos envenenados? ¿Recitaba extraños encantamientos al mismo tiempo? ¿Estaba sola o había invitado a sus amigos kaníbolas para pasar una agradable velada con todo el vecindario? Seguramente no lo sabremos nunca…

Además, si le preguntas, ¡te dirá que ella no tuvo nada que ver! Que, al parecer, fue el Moon quien los transformó en fantasmas. ¡A ver, abuelita! Que no nos hemos caído de un árbol tropical…

Del viernes 27 de septiembre a las 16:01 al lunes 30 de septiembre a las 8:59 (horas de París), dirígete al Navío de Le Chuko: si consigues darle un buen merecido al espectro pirata durante ese tiempo, obtendrás el escudo en el juego directamente con el jefe*.

Comprenderás que hay que vencer a Le Chuko «en casa», es decir, en su mazmorra: ¡en la arena no vale!

¡Que la magia negra te acompañe!

* Un único escudo por personaje que será ligado a tu cuenta.