Si sigues navegando por este sitio web o haces clic en la cruz, aceptas el uso de cookies para la realización de estadísticas de visitas y para proponerte vídeos, botones de compartir, publicidad personalizada y un servicio de chat. Para más información y parametrar las cookies X

FR EN DE ES IT PT

El tiempo tiene la particularidad de dilatarse y contraerse en función de las experiencias que vivimos y de las emociones que sentimos. ¡El lanzamiento de Temporis II nos ha hecho vivir aceleraciones y desaceleraciones como nunca antes habíamos vivido!

En primer lugar, el tiempo se contrajo.

Entre el momento en el que decidimos lanzar un nuevo servidor y su apertura, todo fue rápido, muy rápido. Las decisiones, la definición de las reglas, las simulaciones económicas, la creación de logros, los tests sobre la generación de drops, la creación de elementos de comunicación, el teasing, las grabaciones, las recompensas... Todo nuestro equipo trabajando al máximo para sorprenderte y hacerte vibrar.

Y luego llegó el 29. Y el tiempo se dilató.

Entre las 15:30 y las 15:45, parecía haber pasado una hora entera. Entre las 15:45 y las 15:55... otra hora, interminable. Y luego, las 15:55... 15:56... 15:57... 15:58.. 15:59... 59.. 59.. La hora de la apertura de los servidores no quería llegar. Nos quedamos paralizados ante nuestras pantallas. Una oreja en los streams, un ojo en las redes sociales, y toda nuestra atención concentrada en el juego.

Las 16:00. ¡Vamos allá!

No nos viste, pero estábamos ahí, observándote correr, atravesar Incarnam, saltar de zaap en zaap. Sin embargo, nuestros personajes se reconocían fácilmente: estábamos inmóviles. Algunos de nosotros lanzábamos hadas artificiales a tu paso. Y al otro lado de nuestras pantallas, aplaudíamos. ¡Qué felicidad ver a los jugadores llegar en masa a ese terreno de juego que habíamos preparado! ¡Qué emoción!

Pasamos la tarde pendientes de los foros, Twitter, Facebook, a la vez que corríamos en Temporis, como tú. Nuestro equipo de soporte, nuestros game designers, nuestros CM, nuestros videastas, nuestros equipos data, nuestros desarrolladores... todos estábamos ahí. Y, al igual que tú, vivimos una y otra vez la emoción por dropear todos los objetos equipables en cada combate, intercambiarlos con otros jugadores y volver a descubrir el juego desde otro punto de vista.

Antes de medianoche (¡en ocho horas!), más del 50% de nuestros jugadores preinscritos ya habían descubierto este nuevo mundo. En promedio, habían jugado 3 horas y 10 minutos (¡en 8 horas de apertura!). El nivel más alto alcanzado era el 72, el mejor campesino tenía el nivel 75 y el mejor artesano tenía el nivel 50.

Gracias por tu entusiasmo y tu pasión. ¡Qué felicidad haber compartido contigo este momento histórico!

Ha llegado el momento de decirte que, por supuesto, hemos leído cada comentario, cada reacción, y que hemos comprendido que algunos jugadores se sentían decepcionados por el diseño de las recompensas que presentamos hace algunos días.

Por ello, la semana que viene presentaremos nuevas recompensas en un estilo diferente. Estas nuevas recompensas serán alternativas a las actuales, es decir, podrás elegir recibir unas u otras.

Nuestro objetivo es hacerte disfrutar, y ya nos hacemos una buena idea de lo que te gustaría obtener. Pero no dudes en expresarte escribiendo un comentario, ¡lo leemos todo (aunque no siempre podamos darte una respuesta inmediata a los temas más complejos)! :)

Asimismo, volveremos a comunicarnos contigo muy pronto para hablar sobre el equilibrado JcJ, sobre las modificaciones aportadas a los sueños infinitos, y sobre nuestro nuevo arco narrativo que presentaremos progresivamente en 2019... ¡y más allá!