FR EN DE ES IT PT

Buscan resolver problemas —escuchemos su lema, y que nadie tema—, para proteger el mundo de la devastación, para unir todas las declaraciones a su versión, para que estalle la verdad con amor, no tienen restricción: Diana, Fux, más reveladores que la luz, al rescate… ¡frente a las anomalías temporales!

El reflejo deformado de Fux gesticulaba en un espejo de aumento. Inspeccionaba sus caninos escrupulosamente.

—¿Eshtás shegura de que no tengo nada entre losh dientesh?

Detrás del escritorio, Diana Scuelet no quitó los ojos del expediente en el que estaba enfrascada:

—Supersegura, Milster…

El xelor apartó el espejo que bajaba del techo mediante un brazo metálico. A continuación, se pasó la lengua por los incisivos.

—Me encantan las pipas de girasol, pero se te meten por todos lados... (Volviendo al tema que trataban) ¿Qué te parece? (Divagando de nuevo) Me pregunto qué proveedor tendrá Renniks, las que encuentro en el mercado son mucho menos crujientes…

  • ¡Este tipo es una basura!
  • ¿Quién?… ¿Renniks? Te pasas un poco, ¿no?… (Tras reflexionar) Es verdad que a veces me pone de los nervios y me entran ganas de decirle «Oye, tío, ¡no me toques las vendas! ¿Quieres más pruebas? Vale, ¡pero deja de rechazar todas las que te traigo!: "el jurado no se creerá esto, Milster", "es solo una mancha en tus lentes, Milster", "el testigo ocular es ciego, Milster". Rebajándome no harás que lo haga mejor…
  • Estoy hablando de Leorictus.
  • … ¡Al revés, tontaina!».
  • ¡Estoy hablando de Leorictus! —repitió Diana un poco más fuerte.
  • (Silencio largo)… Ah…

 

El joven xelor se interesó en el expediente que le tendía la brillante sram.

Nombre: Leorictus

Apellido(s): Sheran Sharm

Clase: Desconocida

Actividades: Rey de Bonta

Particularidad: Se sumió en la locura

Fechas clave:

  • Leorictus es coronado en el 538.
  • En 551 y 552, el rey de Bonta observa desde lejos los sucesos que llevaron a la glaciación de Frigost.
  • En 554, Djaul ataca Bonta, pero se topa con una resistencia inesperada. La ciudad blanca lanza un contraataque: Brakmar sufre una derrota, Leorictus mata al príncipe de la ciudad oscura y se apodera de su corona.
  • En 555, sin explicación, el rey de Bonta parece que pierde un poco la razón. A partir de aquel entonces se lo apodó «el Rey Mohíno».
  • En 564, estallan unas revueltas del pueblo y los Protectores abandonan Bonta.
  • En 567: caída y muerte del rey Leorictus, que se tira desde lo alto de los muros del palacio. Aquello marcaría el comienzo de las persecuciones contra los hipermagos, que apoyaron al rey hasta el final.
 

—Ya… Las fechas me parecen exactas, pero han pasado por alto todos los fenómenos bizarros y anormales demostrados. También le falta un toque de humor… ¿Quién ha redactado esto?

  • Renniks. Me lo ha dejado esta mañana.
  • ¡Aunque está muy bien! —rectificó de inmediato Milster—. Hm… De todas formas, tengo que completar esta información. Como has podido leer, no siempre fue… «una basura». Se convirtió en una. Y ¿a partir de cuándo?
  • Yo diría que… (hace el gesto de las comillas con los dedos) «la semilla de girasol de la locura le brotó» cuando se apoderó de la corona del príncipe de Brakmar —afirmó Diana con aplomo.
  • ¡Efectivamente! Bonita metáfora, por cierto.
  • Gracias. Al poner la corona negra sobre la blanca, su subconsciente se saturó, sobrepasado por las responsabilidades que las dos naciones imponen a un único hombre; aunque, en la práctica, él gobernaba Bonta solamente…
  • No, yo no…
  • Como prefería negar la realidad, sufrió un síndrome llamado, en psicología, de «Burg Naut», en referencia a aquel pueblecito que vivió demasiado tiempo en autarquía, lo que llevó a sus habitantes a trabajar con tanto empecinamiento…
  • Diana, yo…
  • … que no veían que estaban ellos mismos encerrados en un bucle infernal. Los que no murieron de estrés o de cansancio acabaron, simple y llanamente, ¡chiflados! Cuando hoy en día sabemos que basta con que des siete vueltas sobre tu propio eje y te tiendas hasta que el efecto se te pase, una vez al día durante siete semanas, para que los efectos del Burg Naut desaparezcan… ¡No tiene nada de difícil!
  • Sí, bueno… ¡Pero no es eso! —replicó Fux, que transpiraba ante la sola idea de contradecir a su colega, que, por una vez, estaba muy interesada en un expediente. Hm… Tienes que mostrarte un poco abierta de mente, ¿vale?
  • Siempre lo hago. Mientras no me cuenten fruslerías.
  • «Fruslerías»… ¿En serio?… A ver, volvamos a la locura de Leorictus… (Inspira profundamente) Yo lo que creo es que la corona del príncipe de Brakmar portaba una maldición que lanzó Nas Orazal, un nigromante que formaba parte del círculo próximo al príncipe Djamal durante aquel período.  Por cierto, Ilyzaelle persiguió a Nas Orazal, lo encontró y lo asesinó por orden de Leorictus poco después de su victoria contra Brakmar. La locura se manifestó un año después de que el buen rey se hiciera con la corona, algo característico de los encantamientos llamados «con efecto retardado», que disocian al encantador del encantado creando una distancia temporal entre los hechos.

 

Fux marcó una pausa, para que ella pudiera digerir aquel aperitivo. La agente Scuelet no se inmutó. Él sabía que era por pura cortesía. Que lo que le estaba contando entraba perfectamente en la categoría de «fruslería».

—A Leorictus lo maldicen y se convierte en el Rey Mohíno. Muere, y la historia podría haberse terminado ahí.

  • Suele pasar eso cuando te mueres. Es… el final.
  • Noto una pizca de escepticismo —espetó Fux.
  • Te escucho, Milster. Sorpréndeme… una vez más.
  • Esos hechos se desarrollaron hace cerca de cien años. Y creo que el Rey Mohíno nos reservaba a todos más de un mohín… Uno de ellos está relacionado con el dofus Marfil, que desapareció en el mismo momento. Lo encontraron un montón de años después en Externam. ¡Nadie sabe cómo llegó allí! Bueno, pues yo tengo una teoría: creo que Leorictus estaba vinculado a Dardondakal y a su huevo y que, al morir, el Rey Mohíno se llevó el dofus Marfil con él a su último viaje para depositarlo en las orillas de Externam.
Leorictus in the Dofus novel – Volume 5 : Of ashes and ivory

Diana se levantó y avanzó hacia el centro de la oficina del equipo Fenómenos Bizarros y Anormales. Sin mediar palabra, giró siete veces sobre su eje y se tendió en el suelo. En ese mismo momento, llamaron a la puerta: el agente Renniks entró. Pasó por encima de la sram sin prestarle atención.

—Agente Milster, ¿te ha dado la agente Scuelet el expediente que le he transmitido yo mismo esta mañana?

  • ¡Anda, agente Renniks! Precisamente le estaba diciendo a Diana que me volvían loco las pipas de girasol que traes al despacho de los FBA. Sí, he recibido el expediente sobre el Rey Mohíno: ¡qué buena pluma! ¿Has pensado en escribir novelas?
  • Milster, si te he pasado este expediente es porque me parece que está relacionado con el expediente que me diste TÚ la semana pasada…
  • Nos pasamos tantos expedientes que yo ya no sé muy bien…
  • El caso de la Carnicera de Brakmar está vinculado al del Rey Mohíno, Milster. No me cabe la menor duda, pero ahora… ¡lo que necesito son pruebas!

 

Continuará…

las anomalías temporales llegan al juego con la próxima actualización Selocalipsis: Resonancia. ¡Prepárate!